Cuando se le preguntó al sabio cuál era el secreto de su felicidad, él respondió: “El secreto está en establecer una cooperación sincera con lo inevitable”. Cuando el momento presente nos resulta aburrido, irritante, aterrador o doloroso, es posible que no nos resulte nada fácil cooperar. Pero es importante que identifiquemos que la felicidad es algo activo, no pasivo, y que no está al final del camino, si no en el mismo camino. Cuando no podamos cambiar mucho sobre nuestra situación, siempre podremos cambiar nuestro enfoque y perspectiva”.

Permite que tu Mente coopere con tu Cuerpo

La palabra cooperar significa "trabajar con", y esto requiere sincronía. Para lograr el equilibrio, la mente debe de estar en línea con el cuerpo, y viceversa. Deja de "tratar de arreglar" todas las emociones que nos visitan, y en lugar de luchar contra el dolor, la depresión, la ansiedad o el miedo, acéptalos y dales un lugar. Deja de perseguir placeres futuros para centrarte en disfrutar los presentes. Vivimos en constante "estado de guerra", tanto con nosotros mismos como con el mundo, estando alerta todo el tiempo, pendiente de la próxima amenaza.

Si dejamos de esforzarnos en llegar a otro lugar, nos daremos cuenta de dónde estamos. Será en ese instante cuando podremos comenzar a relajarnos y liberar tensiones. Estaremos un paso más cerca de alinearnos con la realidad, con lo que está pasando ahora. 

Tip: Observa si estás en sintonía con lo que está sucediendo a tu alrededor y en tu interior, o si en cambio, estás tratando de luchar o huir de ello. Si notas que no estás en sintonía, este ejercicio puede serte útil. Permítete fluir. Permítete ser y estar, enfocándote en las sensaciones que estás experimentando en este momento. Cierra los ojos, inhala y exhala 2 veces, y piensa en 3 cosas que acabas de ver y en su color. Inhala y exhala de nuevo. Ahora, piensa en 3 olores que estés percibiendo ahora mismo. Inhala y exhala 2 veces. Piensa en 3 texturas y temperaturas que puedas percibir a través de tu piel. Sigue respirando manteniendo el ritmo estable. Continuamos con los sabores, piensa de 2 sabores que notes en tu boca. Respira. Y por último piensa en 3 sonidos que puedas escuchar en este momento.



Confía en el Mindfulness o Atención plena

Millones de personas han practicado la atención plena durante muchos siglos. El hecho de que una práctica haya perdurado a lo largo de los siglos no significa necesariamente que sea algo bueno, pero atendiendo a los testimonios de aquellos profesionales experimentados, el yoga te hace sentir más feliz, te convierte en un ser más amable consigo mismo y con los demás, en sincronía con tu cuerpo, más cerca de la naturaleza. Y a parte de testimonios y enseñanzas que manifiestan los varios beneficios de esta práctica, la investigación científica está de acuerdo: la atención plena trae más satisfacción, más compasión, más opciones.

Es importante tener en cuenta que la confianza no significa expectativa. La expectativa es tramposa, trata de transportarnos a un futuro imaginado. Si practicas la atención plena con la expectativa de resultados (o si eres escéptico, con la expectativa de que no haya resultados), dejas de estar prestando atención al aquí y al ahora, tu mente está ubicada en acciones futuras, no en las que estás experimentando en este mismo momento.

La confianza, en este contexto se entiende como aquello que te da el ímpetu para permanecer en el camino de la Atención plena. La meditación es la herramienta para practicar la Atención plena, con el tiempo, una vez que tu práctica haya tenido la oportunidad de florecer, verás cómo tu mente deja de arrebatarse. 

Tip: Habla con otros que meditan. Si no conoces a nadie y no hay ningún lugar cerca de ti donde la gente se reúna para practicar, busca en internet y únete a una comunidad online, por ejemplo.



Meditando hacia la Atención Plena

La mayoría de nosotras no somos tan valientes y comprometidas como nos gustaría. A veces experimentamos dudas y nos flaquea la confianza en nosotras mismas. 

Cada día nos aburrimos con más facilidad, o será que quizás hemos perdido de vista la curiosidad. Nos cansamos de luchar contra nosotras mismas, pero no se nos ocurre ceder y cooperar. No pasa nada, está bien. Deja de lado tu necesidad de buscar la perfección. Permítete ser quién eres, permítete estar, fíjate en el espacio que ocupas, y en el que no ocupas, permítete fluir. Estás haciendo un acto de cooperación y de compasión. Estás presente, tu atención es plena en el aquí y el ahora, en lo que está sucediendo, no lo que fue o lo que puede que sea. 

Tip: Dedica tiempo y práctica a conocerte: Te ayudará mucho practicar la Atención plena. Te proponemos un ejercicio para que observes donde se encuentra tu mente, ¿estás en sincronía con tu cuerpo?, ¿estás en contacto con lo que estás experimentando en este momento?, ¿has pasado a piloto automático? Te recomendamos que configures alarmas a distintas horas del día para programar tus "Breaks", te servirá para darle estructura a tu día. 

Pasito a pasito irás progresando, como todo lo que requiere de práctica, te tomará algún tiempo incorporar la Atención plena o Mindfulness a tu vida, pero en el camino está la vida, no en el destino ni en el origen, recuérdalo. Esperamos que estos tres consejos te ayuden a vivir de forma más consciente, a disfrutar del momento presente y a existir de manera completa. Ya nos comentarás si te han funcionado nuestros tips para vivir más presente.



0 0 votes
Article Rating