El pasado 30 de diciembre cientos de mujeres vistieron de verde la ciudad de Buenos Aires en Argentina, aferradas a la esperanza de un veredicto por parte del Senado, que marcaría un hito con respecto al derecho que muchas mujeres estaban exigiendo: la legalización del aborto.

El Senado de Argentina terminó aprobando un proyecto que permitirá a las mujeres acceder libremente al aborto, hasta la semana 14 de embarazo. Esto derogó la anterior ley que estipulaba que las mujeres sólo podrían optar al aborto si el embarazo era fruto de una violación, o si representaba un peligro mortal tanto para la madre o el feto. Sin embargo, existen denuncias en que ni siquiera en esos casos, reciben atención digna, sobre todo las mujeres de bajos recursos.

De esta manera, Argentina se convirtió en el cuarto país de América Latina en permitir a las mujeres interrumpir un embarazo de manera voluntaria gracias a la legalización del aborto, junto a países como Cuba, Uruguay y Guyana.

Según los medios de comunicación y analistas de derechos humanos, la “marea verde” como se le llamó a la concentración de las miles de mujeres que se aglomeraron a las afueras del Congreso, fue de suma importancia para la decisión del Senado de Argentina.

La legalización del aborto en Argentina, desató una avalancha de comentarios y opiniones tanto en los medios de comunicación como en redes sociales, muchos a favor, otros en contra, que surgen de una polémica que ha dado mucho que hablar por la posición extremista de ambos sectores, los que estás de acuerdo y los que no. 

El constante debate sobre la legalización del aborto, se maneja entre quienes defienden el derecho de las mujeres a decidir sobre su cuerpo y quienes cuestionan el derecho a interrumpir una vida.

La situación de la legalización del aborto en el mundo

Las leyes con respecto a la aborto varían de manera muy radical. En algunos países la legalización del aborto sólo aplica cuando surge de una violación, en algunos es completamente ilegal y en muchos países es una decisión netamente personal, pero en condiciones no óptimas.

El país pionero en la legalización del aborto fue Rusia en el año 1920, y aunque ha pasado un siglo desde que la Rusia soviética autorizó el aborto voluntario y sin costo, el tema del aborto sigue considerándose razón de polémica y debate entre conservadores y liberales, por razones culturales y religiosas.

En el caso de Estados Unidos, las mujeres han podido optar a abortos de manera voluntaria siempre y cuando cumplan con ciertas normativas en cuanto al tiempo de gestación. Este país es uno de los 60 del mundo que brinda acceso al aborto de manera segura.

En otros países de Suramérica como Guatemala, Paraguay, Panamá y Venezuela, es prohibido el aborto, con una sola excepción, salvar la vida de la mujer en caso que el embarazo sea de alto riesgo y su vida corra peligro.

El movimiento feminista posee dentro de su agenda de peticiones a las autoridades y entes gubernamentales está la legalización del aborto como cumplimiento de los derechos de las mujeres y los derechos sexuales y reproductivos.



Derechos humanos, derechos sexuales y reproductivos

Organismos como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Amnistía Internacional, la Organización Mundial de la Salud, entre otros, se han opuesto de manera unánime a penar el aborto cuando la vida de las mujeres está en riesgo o cuando el embarazo es producto de una violación. Sin embargo, existe una movilización femenina a nivel mundial, que exige el aborto sea una libre decisión de las mujeres y no esté condicionado únicamente por factores como esos.

El Centro de Estudios Legales y Sociales de Argentina, fue parte fundamental de la legalización del aborto en ese país, a través de una agresiva campaña de concienciación a las mujeres para que conozcan que los derechos sociales y reproductivos son parte de los derechos humanos, no sólo por ser mujer, sino por el simple hecho de existir; y que está de parte del Estado respetarlos y garantizarlos.

El movimiento femenino argentino apela al derecho reproductivo como una parte de la sexualidad, teniendo libre albedrío de decidir si una mujer quiere tener hijos o no y qué hacer con su propio cuerpo.

Su argumento contra la prohibición del aborto se basa en el derecho a la salud, en el aborto practicado en condiciones óptimas y dignas, así como también, ayuda médica desde el punto de vista psicológico y emocional.



Argumentos en contra de la legalización del aborto

El lado opuesto del polémico debate en relación a la legalización del aborto, expone razones para estar en contra que se apegan más a argumentos espirituales, religiosos y sociales, sobre todo cuando se catalogan como individuos “pro vida”

En el caso de Argentina, la Convención sobre los Derechos del Niño califica como niño a todo ser humano desde el momento de su concepción hasta la mayoría de edad, basándose incluso en que el gobierno comienza a asumir la existencia del niño a partir del embarazo otorgando un beneficio social llamado “Asignación Universal por Hijo”, subsidio que se le otorga a la mujer a partir del inicio de gestación.

La Constitución argentina establece que hay vida desde la concepción, por lo que quienes se oponen a legalización del aborto, califican el acto como un asesinato, poniendo en evidencia también que sólo en Argentina los abortos inseguros representan el 18% de lo que se conoce como mortalidad maternal. El lado conservador de la polémica califica a los defensores de la legalización del aborto como criminales, entre otros adjetivos despectivos.

Sin embargo, estos últimos argumentos no detuvieron la aprobación del proyecto de ley a favor de la legalización del aborto en este país. La decisión tomada no necesariamente acabará con el debate en la opinión pública con respecto al tema, pero definitivamente marcará un hito y precedente en Latinoamérica.

El auge del feminismo ha sido crucial al momento de defender casos como la legalización del aborto; hoy en día existen movimientos mucho más organizados e incluso preparados de manera legal para asumir la lucha de la reiteración y defensa de los derechos humanos, sexuales y reproductivos de la mujer.



0 0 votes
Article Rating