Puedes aprender a ser persistente.

Empieza con tu pasión. Deja que eso te impulse. 

Te vas a encontrar con tantos desafíos que aunque tu brillante idea tenga un lugar en el mundo, puede que nunca lo consigas. Tienes que aprender a seguir adelante.

Vamos a compartir contigo lo que nos ha funcionado.

B&K Mag. es lo que es hoy en día, no porque hayamos sido bendecidos con alguna adicción a la creación de contenidos. Por el contrario, preferimos estar con nuestros amigos o durmiendo. Pero seguimos creando porque nos dimos cuenta de que la persistencia es sólo una palabra elegante para los hábitos productivos.

Empieza con tu objetivo, crea un plan y cíñete a él. No importa lo que pase.

Para ser persistente, da pasos de bebé. Nosotros, empezamos creando una lista de libros que nos interesaban. 

Aprender cosas nuevas alimenta tu creatividad. Necesitarás confiar en la creatividad para seguir superando los obstáculos. 

Encuentra una chispa que te ponga en marcha. Diviértete con la persistencia. Es importante disfrutar mientras trabajas. 

El siguiente paso es hacer un programa detallado de las tareas que deben realizarse diariamente. 

Esta agenda se convertirá en tu libro sagrado. Asegúrate de incluir sólo los objetivos que te ayuden a aprender. Tu lista debe estar tan llena que estés demasiado ocupado para dudar de ti mismo.

Lo que sucede es que empiezas a enamorarte de tus hábitos. Tu visión se vuelve más clara y es natural que persistas. 

Necesitas comprometerte con tu horario y respetarlo. Conforme vayas avanzando irás re-ajustando tus metas, manejando nuevos desafíos en el proceso. 

Es así de simple.

Si no naces con ello, actúa como tal de todos modos. La persistencia se trata de dar un paso más. No te rindas.

0 0 votes
Article Rating