Encuentra paz en la postura del Loto cuando el cuerpo entre en una asana (postura) reflexiva para calmar tu mente. También conocida como Padmasana, esta posición de yoga te permitirá sacar tiempo en tu día para un pequeño pranayama o control de la respiración. Puede que disfrutes tomando parte de la respiración cuadrada o un ejercicio de respiración similar, mientras las piernas se pliegan, de manera que traigas los pies a la parte superior de los muslos. 

Esta es la postura que probablemente hayas asociado a los monjes meditadores, pero no permitas que eso te haga pensar que es inalcanzable, porque ciertamente lo es. Practicar lentamente tu postura del Loto, llevando una pierna al regazo a la vez, aumentará la flexibilidad en la parte inferior de tu cuerpo, lo que te llevará muy pronto a que puedas llevar ambas piernas a la verdadera posición.

Beneficios de la Postura del Loto

La postura del Loto aumentará la flexibilidad de tus piernas, tobillos y rodillas. Mientras la parte inferior del cuerpo se dobla, tu postura mejorará al sentarte con la espalda recta para alinear la columna vertebral. Asegúrate de apretar el núcleo, contrayendo la parte inferior del vientre para empujar el pecho hacia arriba y hacia afuera cuando inhales, y evita quebrar la postura cuando exhales. 

La posición de los pies te ayudará a mantener la pelvis abierta y proporcionará un estiramiento suave para los flexores de la cadera. Si deseas añadir la meditación a tu práctica de yoga, durante la Padmasana (Postura del Loto) es un excelente momento para hacerlo.

Chakras involucrados en Padmasan o Postura del Loto

Conecta con tu intuición mientras el chakra del tercer ojo tararea con energía en Padmasana (Postura del Loto). Responsable de tu yo espiritual, el Ajna (o tercer ojo) puede bloquearse cuando estás luchando por equilibrar tu espiritualidad con tu yo físico. Puede que hayas estado descuidando tu viaje espiritual o que te hayas enfocado demasiado en las posesiones y problemas mundanos. Armonizar tu Ajna o chakra del tercer ojo a través de la Postura del Loto, te permite traer equilibrio al alma, mientras recuerdas la importancia de la sabiduría en el interior.



¿Cómo practicar la postura del Loto?

  1. Empieza por adoptar la postura Sentada, donde la espalda está erguida y los glúteos están pegados al suelo. Las piernas se extenderán frente a ti y las palmas de las manos se plantarán a cada lado de la cadera, para ayudarte a mantener el cuerpo fuerte y estable.
  2. No importa cuál pierna se doble primero, pero para seguir estas instrucciones, trae la pierna izquierda primero. Dobla la pierna izquierda a la altura de la rodilla y acerca el pie lo más cómodamente posible a la ingle. La parte interna del muslo estará mirando hacia arriba, mientras la rodilla sobresale en la esquina delantera izquierda de tu esterilla. La pierna derecha permanece sin moverse.
  3. Sin mover la pierna izquierda, dobla la pierna derecha hacia adentro, pero esta vez, deja que el pie derecho descanse sobre el muslo izquierdo. La planta de tu pie estará casi mirando hacia arriba, y la pierna izquierda estará debajo de la derecha.
  4. Usa las manos para subir con cuidado el pie izquierdo desde el suelo hasta el muslo derecho, igual que el pie derecho, debe estar sobre el muslo izquierdo. En esencia, tendrás ambos pies descansando sobre el muslo opuesto con las piernas cruzadas.
  5. Pon tu atención en la postura. ¿Cómo debes ajustar la espalda para alargar la columna vertebral? Ten en cuenta la posibilidad de arroparte el coxis, levantar el pecho y apuntar la barbilla hacia abajo. ¿Sientes una curva en tu columna? ¿La sientes lo más fuerte posible?
  6. Una vez que hayas encontrado la postura ideal para tu espalda, piensa en dónde deseas descansar las manos. Colocar las manos con las palmas hacia arriba en tu regazo, te abrirá nuevas oportunidades dentro de la práctica. Poner las manos sobre las rodillas, simbolizará que estás bien dónde estás y que deseas meditar sobre tu situación actual, donde el cambio no es necesario. Tómate el tiempo para llevar tu respiración hasta los tobillos, las rodillas, la barriga y el pecho. Concéntrate en tu respiración y en nada más que ella.
  7. Para terminar la postura del Loto, permite que tus manos guíen los pies lejos de los muslos. Encuentra la liberación de las piernas enderezándolas hasta la postura del Bastón. Sacude un poco la espalda y los hombros para encontrar movimiento en tu columna rígida.

Consejos para principiantes

  1. Por favor, no consideres la Padmasana o la Postura del Loto como imposible o sólo para practicantes serios, porque de hecho puedes trabajar para llegar a tu Loto. Comienza lentamente enfocando una pierna a la vez, alternando la pierna que llega a la parte superior del muslo.
  2. Siéntete libre de usar tus manos para guiar las piernas hacia tu postura del Loto. Las manos pueden ayudarte a reajustar la posición. Sólo recuerda ser cuidadoso y que nada debe ser forzado en el yoga.

Accesorios opcionales para ayudarte a practicar Padmasana o Postura del Loto

  1. Se puede colocar una manta o cojín delgado entre los pies y los muslos si sientes que los huesos están chocando entre sí. Incluso puedes poner un pequeño cojín apretado entre estas áreas, para que actúe como un amortiguador y así disminuir cualquier molestia.
  2. Una manta o almohada doblada debajo de los glúteos, puede aportar suavidad al coxis, especialmente si esperas meditar en esta postura.



¿Cuándo evitar la práctica de la postura del Loto?

La postura del Loto puede resultar difícil para las rodillas y los tobillos. Comienza esta posición lentamente y concéntrate en estirar poco a poco las articulaciones, en vez de forzar las piernas a una posición con la que no están familiarizadas. Si sientes dolor, detente de inmediato o consulta a un médico.

0 0 votes
Article Rating