Revive el regocijo puro mientras practicas la postura del Bebé Feliz. Recuerda cómo era estar fascinado por la belleza de tus propios dedos y mirar al mundo con inocencia y maravilla. Ananda Balasana te invita a la relajación y la vulnerabilidad, mientras estiras la pelvis y aumentas la flexibilidad en la parte inferior del cuerpo y la espalda. 

Regálate un pequeño masaje en los pies y en la parte baja de la espalda, usando tus manos o realizando un movimiento de lado a lado con tu espalda, meciendo tu cuerpo como una cuna. Permanece en la postura del Bebé feliz el tiempo que lo necesites.

Beneficios de la Postura del Bebé Feliz

Ananda Balasana o Postura del Bebé Feliz, alivia el cuerpo del gas contenido, contrayendo el abdomen y abriendo los glúteos. Esto es ideal para cuando te sientes hinchado o eres propenso al estreñimiento. Si tiendes a sentarte en un escritorio la mayor parte del día, este maravilloso abridor de pelvis te permite separar los muslos tanto como necesites, sin ninguna culpa o vergüenza. 

Los glúteos y los tendones de la corva están ocupados, mientras que la parte baja de la espalda está arraigada al suelo, contribuyendo a la flexibilidad y una mejor postura. Asegúrate de practicar la postura del Bebé Feliz por sus beneficios tanto físicos como mentales.

Chakras involucrados en Ananda Balasana

Permítete amar tu pelvis mientras estimulas el chakra sacro en la postura del Bebé Feliz. El Svadhisthana, ubicado debajo del ombligo, hace girar la energía encargada de la sexualidad positiva, la creatividad salvaje y las emociones saludables. 

Cuando tu Svadhisthana (chakra sacro) está sufriendo, puede que te resulte difícil conectarte con tu yo más sensual o experimentar un bloqueo en la creatividad. Podrías tener dificultades para identificar tus emociones o experimentar un desequilibrio de sentimientos positivos y negativos. Toma la Ananda Balasana (Postura del Bebé Feliz) para restaurar las increíbles propiedades del chakra sacro.

¿Cómo practicar la postura del Bebé Feliz?

  1. Acuéstate de espaldas en la esterilla, con los brazos cómodamente a los lados y las piernas abiertas a la misma distancia que las caderas.
  2. Dobla ambas piernas hacia ti, hasta que tus rodillas estén a la altura del pecho. Empieza a levantar las pantorrillas y, a medida que lo haces, coloca cada mano en la parte exterior en el pie que corresponda. Deja que tus dedos de la mano agarren la parte carnosa de tus pies entre el talón y los dedos del pie.
  3. Usa tus manos para presionar suavemente en las plantas de los pies, que empujarán las rodillas hacia abajo. Asegúrate de que tus rodillas estén a ambos lados del cuerpo, como si pudieran meterse en las axilas. No te preocupes si tus rodillas aún no llegan hasta allí, permite que bajen hasta un punto que te resulte cómodo. Podrías estar empujándolas demasiado lejos si sientes dolor en la parte baja de la espalda.
  4. Evita levantar los glúteos del suelo, mantente arraigado a través de los hombros y el coxis. Tómate el tiempo que necesites para disfrutar de esta postura liberadora. Siéntete libre de dar un pequeño masaje a tus pies y mover los dedos. Sonríe al cielo y da la bienvenida a la diversión. También puedes rodar de lado a lado, para masajear los órganos internos ubicados en la parte baja de la espalda.
  5. Para terminar la Postura del Bebé Feliz, simplemente suelta las piernas de nuevo al suelo hasta llegar a la Postura del Cadáver.



Consejos para principiantes

  1. Esta postura es apta para principiantes y da la bienvenida a la creatividad e imaginación.
  2. Levanta las piernas hasta donde te sientas cómodo haciéndolo, ¡No fuerces si te duele! La flexibilidad vendrá con el tiempo y la práctica.
  3. Respira en cualquier tensión que identifiques dentro del cuerpo para ayudar en su estiramiento.

Accesorios opcionales para ayudarte a practicar Ananda Balasana

  1. Entrelaza una correa de yoga alrededor de las plantas de los pies en caso de que te cueste llegar a ellos con las manos. Esto te permitirá mantener los brazos cerca del cuerpo y evitar la tensión en la espalda.
  2. Se puede colocar una almohada fina o una manta doblada debajo de la parte baja de la espalda, en caso de que haya alguna sensibilidad entre el cuerpo y el suelo duro.



¿Cuándo evitar la práctica de la postura del Bebé Feliz?

Ananda Balasana o Postura del Bebé Feliz, es lo suficientemente suave como para que no tengas que evitarla por completo, pero no te preocupes por la postura y mantente alerta ante cualquier dolor en la espalda o en las articulaciones. El estiramiento nunca debería doler.

0 0 votes
Article Rating