Para nadie es un secreto que la globalización, el crecimiento industrial y el crecimiento urbano están provocando que cada vez haya menos espacios para tierras fértiles. La deforestación y la quema de las áreas verdes han incrementado a pasos agigantados en los últimos años. Esto ha traído como consecuencia que el sector de la agricultura y siembra haya decaído vertiginosamente a nivel mundial.  Aunque tú, como consumidor final,  no conoces el  proceso por el que pasan los alimentos hasta llegar a tu plato, puedes ser el primer afectado. Infórmate y sé consciente de lo que comes.

Si aún no estás familiarizado con el concepto de la agricultura vertical te invitamos a seguir leyendo y conocer más de esta propuesta ecológica.

¿De qué se trata la Agricultura Vertical?

Como respuesta a la problemática del suministro de alimentos a nivel mundial, surgió el concepto de la agricultura vertical allá por los 90s de la mano del microbiólogo estadounidense Dickson Despommier. 

Esta práctica de producción de alimentos emplea métodos no convencionales, como la siembra de cultivos dentro de edificios de grandes dimensiones o rascacielos, denominados Granjas Verticales.

La siembra se realiza en espacios especialmente acondicionados que recrean las condiciones óptimas de cultivo de los distintos alimentos. El objetivo es lograr que estos “invernaderos” sean lo más eficientes posible, para asegurar producción masiva y así poder competir con el cultivo tradicional. En el siguiente video Dickson Despommier habla de las Granjas Verticales: 



¿Cómo funciona una granja vertical?

En una Granja Vertical se emplea tecnología e ingeniería de última generación como la hidroponía, que consiste en cultivar plantas usando como sustrato minerales y otros elementos químicos en forma acuosa, sustituyendo de esta forma al  suelo agrícola tradicional (la tierra), o la aeroponía, técnica de cultivo que tampoco emplea el suelo como sustrato, en cambio los nutrientes llegan a las raíces en forma de niebla acuosa. Ambas técnicas utilizan el agua como portador de nutrientes, pero la diferencia es que en los cultivos aeropónicos las plantas están en el aire con las raíces expuestas, lo que la convierte en una técnica mucho más delicada, ya que por más eficiente que este método agrícola resulte, si los entornos de cultivos no se mantienen estériles y cerrados hay una gran probabilidad de que agentes externos y patógenos afecten la producción.

Seguramente te preguntarás ¿cómo se da el proceso de cultivo sin un factor tan importante como la luz natural del sol? La luz LED juega un papel fundamental, permitiendo un proceso fotosintético mucho más eficiente, con menor consumo de energía que la luz artificial regular que ha venido siendo usada hasta ahora en los invernaderos.

Distintos estudios demuestran que la agricultura vertical llegaría a ahorrar un 95% del consumo de agua en comparación con la siembra tradicional.



Ventajas de la agricultura vertical

Una de las ventajas principales de las Granjas Verticales  es que para mantenerlas se necesita muchísimo menos espacio que los sistemas de cultivos convencionales

Además, la producción es mucho más rápida que la siembra convencional. Los estudios realizados indican que la producción de alimentos es mucho más eficiente, por lo que seríamos capaces de producir más alimentos en menor plazo de tiempo

Teniendo en cuenta que se necesita menos químicos, conservantes e insecticidas, la agricultura vertical lograría que los alimentos sean más puros, naturales y libres de agentes externos. De igual manera se evitaría que los animales de granja se intoxiquen con los químicos aplicados en los sistemas de cultivos convencionales.

Otro punto a tener en cuenta es la disminución de la vulnerabilidad ante factores climáticos. Debido a que las condiciones de este tipo de granjas están muy cuidadas y constantemente monitoreadas por personal humano y equipos de tecnología especializados, hay menor riesgo de daño al cultivo por agentes climáticos  que en los cultivos tradicionales, los cuales están expuestos a las inclemencias del tiempo.

El factor económico también juega un papel importante en la agricultura vertical. Aunque es cierto que se requiere una gran inversión inicial debido a la tecnología e ingeniería necesaria, mediante este proceso de cultivo, se disminuirían considerablemente los costos de combustible, transporte y logística, disminuyendo a su vez los niveles de contaminación en comparación con la agricultura convencional. 



Proyectos de agricultura vertical en el mundo

Europa es uno de los continentes que más ha coqueteado con este proyecto ecológico y sostenible para mejorar el procedimiento de cultivo de alimentos.

Holanda, es el país pionero en Europa en lo que se refiere a Granjas Verticales.

 La compañía Staay Food Group, instaló su propia granja vertical con la que ya han comenzado a producir.

Por otro lado, Suecia también ha mostrado su interés en solventar los problemas de abastecimiento de alimentos bajo este sistema, han construido un invernadero vertical de 16 plantas con más de 4 mil metros de cultivo, que se espera esté totalmente listo para el próximo año.

Definitivamente la agricultura vertical, aun siendo un proyecto ambicioso, significa un gran progreso en cuanto a la conservación de alimentos se refiere, al aprovechamiento de recursos naturales y de espacio, a la eficiencia, y a la reducción de la contaminación. 

Está en nuestras manos cambiar nuestra mentalidad y apoyar este tipo de propuestas por el beneficio común tanto de las personas como del medio ambiente.



0 0 votes
Article Rating